En ocasiones tenemos comportamientos que no son del agrado de nuestras mascotas, y lo demuestran con su actitud, sin embargo no les prestamos atención. No los hagas enfadar con actitudes que quizás para ellos no son tan buenas como para ti.

1. Que no inicies un juego con él

Necesitan entretenerse, quemar energías, sentirse amados y les encanta la diversión, si no le brindas atención es mejor que evites tener una mascota. Es vital que compartas con ellos para que lleven una buena relación.

2. Caricias en las patas

Es una de sus partes más sensibles, por eso evita tocárselas, de igual forma ellos te harán saber lo mucho que les molesta. Intenta acariciarle otras partes de su cuerpo como la cabeza, el cuello o en el caso de los perros su estómago.

3. Soplarle en la cara

Aunque se ven muy graciosos, para ellos no es de su gusto ni nada divertido, es una de las cosas que más les incomoda. Evita soplarle la cara tú mismo, o con cualquier objeto.

4. Hablarles con oraciones muy extensas

Nuestras mascotas no siempre entienden nuestro vocabulario, entienden las palabras básicas que les enseñamos desde cachorros. El lenguaje corporal lo entienden mucho más fácil. Así que evita hablarle por mucho tiempo con palabras que no entenderá, su cara de confusión te lo confirmará.

5. Poca libertad de correr y explorar

Las salidas para ellos son la parte del día más divertida , procura sacarlos a lugares libres donde haya mucha naturaleza, espacios para explorar y donde pueda socializar con otros perros. No les quites el privilegio de salir a descubrir nuevos espacios.

6. Estar solos por mucho tiempo

Si decides compartir tu vida con una mascota, ésta es una de las cosas que más claras debes tener; al estar mucho tiempo solos llegan a un nivel de estrés que los incita a ser destructivos e incluso a sufrir de depresión. Desean sentirse queridos y contar con la compañía de alguien .

7. Su olfato es su principal arma

Olfatear es un gusto para ellos, es un comportamiento natural querer oler a otros perros, que busque en la tierra y buscar objetos. No les prohíbas este tipo de actividades.

8. Comer siempre el mismo alimento

Aveces nos dejamos llevar por la monotonía de darles el mismo alimento. Puedes combinarlos con galletas, snacks, alimento húmedo, así estarán felices de probar algo nuevo. No tiene que ser a diario puede ser como un “premio” a su buen comportamiento o los fines de semana.

Hay algunos comportamientos que los molestan, trata de evitarlos y preocúpate más por alimentarlos bien , jugar con ellos y que cuenten con una compañía inigualable.

Sandra Gutierrez
Tesorera Kanú
www.kanu.pet

Author