Para una persona con discapacidad visual, salir a la calle y realizar sus tareas cotidianas puede ser todo un desafío, pero gracias a la labor de los perros lazarillos, muchas de estas actividades se vuelven sencillas, además de llevar una vida más confiada y contar con un amigo en todo momento.

Los perros lazarillos o perros guías son mascotas entrenadas de manera especial para ayudar a personas con discapacidad visual a realizar sus tareas diarias en el hogar, salir a la calle y visitar diferentes lugares, permitiéndoles así llevar una vida con mayor normalidad.

Las razas más utilizadas para esta labor son, en primer lugar, los perros labradores, seguidos por los Golden Retriever y los Pastores Alemanes, ya que son perros que por su personalidad y gran facilidad de aprendizaje son ideales para cuidar de una persona que necesite este tipo de guías.

El adiestramiento de estas mascotas comienza alrededor de los 2 meses cuando comienzan a ser más independientes y dura alrededor de 2 años, tiempo en el cual aprenden a diferenciar sonidos, espacios, cruzar calles en línea recta, distinguir escalas y puertas, identificar los obstáculos que pueda encontrar su dueño y a socializar con otras mascotas y personas, en especial con aquellas que tienen alguna discapacidad visual.

Cuando el entrenador determina que la mascota está lista para comenzar con su labor de guía, se procede a buscar una persona que vaya acorde a la personalidad del animal. Entre los aspectos importantes para buscar a la persona para estos perros: están su peso, altura, velocidad de los pasos, actividades diarias, entre otros.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora toparnos con un perro lazarillo?

Recuerda que son mascotas entrenadas especialmente para ayudar a personas con discapacidad visual, y su concentración está enfocada 100% al cumplimiento de dicha tarea, así que evita tocarlos, distraerlos u ofrecerles comida, tampoco los tomes de su arnés, y pregúntale siempre a su dueño antes de tener algún contacto con él.

Un poco de la historia de los perros lazarillos:

A pesar de que se tiene conocimiento de perros guías desde el año 1827 en Europa, solo fue hasta 1916, cuando la gran cantidad de soldados que resultaron ciegos durante la primera guerra mundial, motivaron al Doctor Gerhard Stalling a abrir la primer escuela para perros lazarillos en Alemania. Dicha escuela comenzó a nivel experimental, pero arrojó tan buenos resultados que se abrieron otras 3 escuelas, en las cuales ya no solo se adiestraban perros para los veteranos de guerra, sino también para la población civil.

Los perros lazarillos son más que mascotas de compañía para personas con discapacidad visual, no solo les brindan toda su ayuda y amor, también son fieles amigos para toda la vida.

Luisa Fernanda Taborda G – Auxiliar Digital

Author