Muchas veces notamos que nuestro amigo peludo actúa de una manera muy diferente a la normal ante determinadas situaciones.

Por ejemplo: Cuando abrazamos un peluche o incluso cuando compartimos nuestro tiempo ya sea con otro animal u otra persona como nuestra pareja u otro familiar.

¿Cuáles son las diferentes conductas que podemos considerar anormales en nuestro perro?

  • Ladran mucho.
  • Empujan.
  • Aúllan.
  • Saltan en 2 patas.

Nada más por mencionar algunas.

Es ahí cuando nos hacemos la gran pregunta: ¿Será que mi perro siente celos?

Pero ahora veamos qué son los celos

Vamos a tomar los celos como una respuesta emocional que se siente cuando se percibe una amenaza hacia algo que se considera propio. No como el período en el que un animal hembra es receptiva sexualmente.

Es decir cuando se tiene la inquietud de que la persona amada preste atención en favor de otra, generando incomodidad.

Muchas personas han asumido que en los animales los celos son un instinto para proteger sus relaciones sociales con sus dueños.

Un estudio de la Universidad de California (UCS San Diego) en Estados Unidos, apoya la idea de que los celos en los animales evolucionaron en sentido de PROTECCION Y COMPETENCIA.

Lo que significa proteger los vínculos sociales con sus dueños y el sentido de competencia lo vemos reflejado cuando el animal siente una amenaza en la atención por parte de su dueño o ser que este siente propio.

Por lo que podemos concluir que también los animales, en este caso los perros muestran una fuerte angustia cada vez que sienten que un “rival” está usurpando el afecto o la atención de su ser amado o sentido propio.

Hagamos sentir todo el amor que merecen nuestros peludos amigos para que ellos puedan superar esta etapa de sentir celos de algo o alguien lo cual es normal. Recordemos que es muy importante transmitirles nuestro cariño, brindarles atención y sus cuidados respectivos. Como Kanú Pet ponemos a tu disposición todos nuestros servicios para tu mascota.

Author