Llego la navidad, la época del año donde más atentos debemos estar a lo que comen nuestras mascotas y así evitar algunos accidentes.

Para nadie es un secreto que sobre todo a los perros les encanta probar de lo que nosotros comemos, aunque hay gatos que no se quedan atrás.

Ten en cuenta que los gatos son más curiosos y están expuestos a consumir objetos que afecten su sistema digestivo y más en ésta temporada donde algunos hogares tienen llamativos adornos.

En navidad abundan alimentos tanto salados como dulces que pueden ser peligrosos para su salud. Siempre es importante conocer bien a nuestro amiguito de 4 patas y ante cualquier cambio notable ya sea en su comportamiento o en su salud, siempre se debe acudir al Médico Veterinario y JAMÁS auto medicar.

Recomendaciones importantes

Nunca le ofrezcamos sobras de las comidas navideñas a nuestras mascotas. Por lo general estas suelen ser tener muchos condimentos y pueden causar vómito, diarrea y fuertes dolores abdominales.

Una forma de evitar que ellos lleguen fácilmente a estas sobras, es recoger muy bien todos los residuos y no dejar nada a su alcance; especialmente huesos de pollo y cerdo, ya que tienen astillas filosas. Esto puede provocar graves consecuencias como heridas en la boca y perforaciones intestinales; en el peor de los casos pueden ocasionar la muerte.

En el mercado existen huesos adecuados para ellos.

Cuidémoslos y evitemos situaciones lamentables; mantente atento de lo que consume y si notas algún comportamiento extraño o cambios en su salud no dudes en buscara ayuda.

Una visita oportuna al Veterinario puede ser de gran ayuda. También este puede recomendarte alimentos y snack para mantener a tu mascota distraída.

Natalia Sanchez

Auxiliar Peluquería Llano grande

www.kanu.pet

Author