PERROS: Nuestra mejor medicina

Los perros siempre serán nuestra mejor medicina y compañía.

A través de la historia los perros han sido nuestros compañeros fieles, nuestros guardianes y ayudantes. Gracias a varios estudios hemos descubierto que son excelentes enfermeros por naturaleza.

Se han descubierto muchas maneras en que su presencia es beneficiosa para nosotros. También nos ayudan a mejorar nuestra salud:
  •  Terapias emocionales
  •  Enfermedades cognitivas
  • Autismo
  • Acompañamiento para personas víctimas de violencia
  • Visitantes para hospitales
  • Compañeros para personas con discapacidad visual
A continuación algunos ejemplos de cómo los perros participan en la rehabilitación de enfermedades físicas, traumas psicológicos y situaciones emocionales:
  • La visita de perros a hospitales, en especial aquellos que reciben niños, es de vital importancia. Les brindan seguridad y les dan de vuelta la alegría y las ganas de una exitosa recuperación
  • Son excelentes lazarillos para personas con discapacidades visuales, ayudándoles a adaptarse al mundo exterior
  • Para personas con discapacidades auditivas también son muy buenos compañeros. Ya que ayudan a identificar los diferentes sonidos que hay a su alrededor y que ellos no pueden percibir
  • En los hogares para adultos mayores, son un gran incentivo y compañía, ya que levantan su ánimo, los motiva a salir, a conversar con las demás personas, y lo más importante, les brindan todo el amor a aquellos adultos mayores que se encuentran solos
  • Son de gran apoyo para las personas que sufren de dependencia y que no asimilan muy bien la soledad
  • Si bien algunas razas son especiales para ayudar en situaciones específicas, como por ejemplo los Labradores que son excelentes lazarillos, o los Schnauzer que son ideales para personas mayores.

Por su tamaño y personalidad, la verdad es que todos son perfectos por el amor y compañía desinteresada que nos brindan diariamente y sin importar su raza, su presencia siempre será beneficiosa para nuestra salud física y emocional.

Recuerda que la compañía que un perrito puede brindarte, no solo te causa grandes alegrías, también es muy beneficioso para tu salud y tendrás un compañero que va a amarte para toda la vida.

Luisa Fernanda Taborda
Auxiliar Área Digital
www.kanu.pet

Author