Uno de los principales motivos de consulta a los que nos enfrentamos los Médicos Veterinarios en las clínicas corresponde a problemas dermatológicos; los pacientes presentan con frecuencia signos relacionados con prurito (picazón), lamido de extremidades, lamido de los flancos, algunos se rascan con las patas, se muerden e incluso se frotan contra paredes y objetos para aliviar la comezón, las lesiones más frecuentes incluyen enrojecimiento, secreciones y costras.

Las causas así como los tratamientos suelen ser complejos y multifactoriales e incluyen enfermedades dermatológicas, neurológicas, trastornos comportamentales y estrés principalmente.

Las etiologías más comunes son:

Problemas comportamentales
  • DAL(Dermatitis Acral por Lamido)
  • Ansiedad por separación
  • Estrés
Enfermedades Dermatológicas
  • Sarna
  • Dermatitis alérgica a la picadura de pulgas(DAPP)
  • Pododermatitis bacteriana
  • Dermatitis atópica
  • Alergias de origen alimentario
Otros transtornos
  • Trastornos neuro-degenerativos y/o convulsivos
¿Cómo evitarlo?

Lo más importante es identificar correctamente las necesidades de tu mascota y detectar tempranamente conductas inapropiadas en tu cachorro, de la mano de un profesional; se debe descartar en primera instancia los comportamientos derivados del estrés; los paseos deben tener una duración mínima de 50 minutos y deben incluir: caminatas, carreras, juegos, espacios para la micción y la defecación, opcionalmente premios o recompensas, los paseos nunca deben limitarse a la micción y/o defecación.

Muchos trastornos comportamentales en los perros responden a las condiciones de su entorno, es decir que los comportamientos y conflictos familiares pueden generar modificaciones no deseadas en el comportamiento de los perros.

Las visitas frecuentes al Veterinario ayudan a prevenir enfermedades y corregir a tiempo los comportamientos indeseados.


Dr. Camilo Betancur
Médico Veterinario Kanú Laureles
www.kanu.pet

Author