La salud de nuestras mascotas depende mucho del cuidado que le brindemos desde cachorros, tener una excelente alimentación, manejar muy bien la higiene, los procesos de desparasitación y vacunación, entre otras. Recordemos que son nuestros mejores amigos y que merecen lo mejor.

Ciertas razas pueden padecer enfermedades hereditarias y genéticas; a continuación mostraremos algunas de ellas:
– Chihuahua:

Hay varios problemas que pueden afectar la salud del chihuahua, la luxación de la rótula, hipoglucemia y paladar hendido son los más comunes. Casi todos estos problemas son hereditarios; el primero de ellos suele salir a medida que envejece el animal. El paladar hendido hace que no pueda respirar bien; la hipoglucemia repercute en los niveles de azúcar en sangre.

– Dóberman:

Es un perro que a lo largo de su vida puede tener muchos problemas. Torsión gástrica, cáncer, hipotiroidismo, síndrome de Wobbler,  hepatitis, cardiomiopatía dilatada, entre otras.

La torsión gástrica suele producirse en aquellos ejemplares con el torso más profundo, ya que son más propensos a tragar aire, esto hace que su estómago se expanda. Mientras que la enfermedad de von Willebrand es un trastorno hereditario y tiene que ver con la coagulación.

– Bulldog francés:

El bulldog francés es susceptible a problemas respiratorios; también conocido como síndrome de las vías respiratorias (braquicéfalos), este conjunto de problemas respiratorios es el resultado de la raza. El calor extremo o exceso de ejercicio puede causar dificultades para respirar, así que es mejor mantenerlo en el interior, sobretodo en los días calurosos.

– Pugs:

Al tener un hocico achatado, puede tener muchos problemas respiratorios, además del paladar hendido. No es recomendable que haga mucho ejercicio, esto puede acarrear muchos problemas de respiración. Con sus caras aplastadas y ojos protuberantes, pugs están en riesgo de problemas oculares.

– Boxer:

Se encuentran en mayor riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo linfoma y los tumores de mastocitos.

El linfoma es el cáncer de los ganglios linfáticos y los tumores de mastocitos son un tipo de cáncer de piel. En ambos casos, el cáncer a menudo se siente como un bulto inusual en el cuerpo de su perro. Ambos tipos de cáncer pueden ser curables.

Los criollos al contrario de lo que la mayoría de personas piensan, son perros muy saludables, ya que al tener diversas mutaciones, los genes hereditarios que traen consigo enfermedades y predisposiciones son mutados, creando así, perros más saludables; otra razón más para adoptar.

“Recordemos que nuestros mejores amigos necesitan de nuestro amor y cuidado, porque ellos son parte de nuestra vida”

Sandra Milena Dávila
Administradora Kanu Florida
www.kanu.pet

Author