Tag

sentimientos

Browsing

¿Los perros sienten celos?

Muchas veces notamos que nuestro amigo peludo actúa de una manera muy diferente a la normal ante determinadas situaciones.

Por ejemplo: Cuando abrazamos un peluche o incluso cuando compartimos nuestro tiempo ya sea con otro animal u otra persona como nuestra pareja u otro familiar.

¿Cuáles son las diferentes conductas que podemos considerar anormales en nuestro perro?

  • Ladran mucho.
  • Empujan.
  • Aúllan.
  • Saltan en 2 patas.

Nada más por mencionar algunas.

Es ahí cuando nos hacemos la gran pregunta: ¿Será que mi perro siente celos?

Pero ahora veamos qué son los celos

Vamos a tomar los celos como una respuesta emocional que se siente cuando se percibe una amenaza hacia algo que se considera propio. No como el período en el que un animal hembra es receptiva sexualmente.

Es decir cuando se tiene la inquietud de que la persona amada preste atención en favor de otra, generando incomodidad.

Muchas personas han asumido que en los animales los celos son un instinto para proteger sus relaciones sociales con sus dueños.

Un estudio de la Universidad de California (UCS San Diego) en Estados Unidos, apoya la idea de que los celos en los animales evolucionaron en sentido de PROTECCION Y COMPETENCIA.

Lo que significa proteger los vínculos sociales con sus dueños y el sentido de competencia lo vemos reflejado cuando el animal siente una amenaza en la atención por parte de su dueño o ser que este siente propio.

Por lo que podemos concluir que también los animales, en este caso los perros muestran una fuerte angustia cada vez que sienten que un “rival” está usurpando el afecto o la atención de su ser amado o sentido propio.

Hagamos sentir todo el amor que merecen nuestros peludos amigos para que ellos puedan superar esta etapa de sentir celos de algo o alguien lo cual es normal. Recordemos que es muy importante transmitirles nuestro cariño, brindarles atención y sus cuidados respectivos. Como Kanú Pet ponemos a tu disposición todos nuestros servicios para tu mascota.

¿Sienten los perros culpa? Sabremos si es verdadero o falso

 ¿Sienten los perros culpa? Sabremos si es verdadero o falso

En ocasiones nos preguntamos si nuestros perros sienten culpa, aquí sabremos si es verdad o no.

Ellos tienen la gran facultad de creerse unos tiernos angelitos, a pesar de que hayan cometido alguna travesura. Son esos ojitos saltones que nos hacen sentir culpables por regañarles. Es aquí donde nos preguntamos ¿sienten culpa?

Algunas personas expertas en el tema confirman que no son capaces de sentir culpa al menos no cuando nosotros como responsables pensamos que la tienen.  Nos hacen caer en sus trampas ¿verdad?

Simplemente reaccionan y sus gestos son los que nos hacen tener este tipo de pensamientos, reaccionan a nuestros llamados de atención y lo manifiestan de esta manera.

Ellos notan cuando estamos molestos y ponen en práctica toda su actuación, lo hacen más que todo para evitar un problema más grande. Nosotros lo tomamos como culpabilidad. En realidad sienten angustia y esto los hace actuar de manera incorrecta.

Tienen la capacidad de reconocer nuestro estado de ánimo, cuando miran nuestra cara y perciben nuestros sentimientos; después de esto emiten señales de calma.

Se conocen al menos 30 señales de calma que los perros utilizan para comunicarse como:
  • Pestañear
  • Mirar de re ojo hacia otro lado
  • Agachar la cabeza
  • Aullidos

Estas señales forman parte del lenguaje corporal del perro, están consientes de que los conflictos entre los seres que viven juntos solo traen daños físicos y debilitan la relación.

No resolvamos las travesuras que causan estos peluditos con el maltrato, son seres sensibles que hacen lo posible por no generar conflicto, solo quieren entregarnos todo su amor.

Sandra Gutierrez
Tesorera Kanú
ww.kanu. pet

Humanizar mascotas, ¿bueno o malo?

Humanizar a nuestras mascotas, un error que cometemos

Las mascotas se han vuelto tan importantes en nuestras vidas que son como un miembro más de la familia. Llegamos a quererlos tanto que sobrepasamos los límites de la sobreprotección y comenzamos  a tratarlos como si fueran pequeñas personas. Pero esto trae muchos inconvenientes para los peluditos pues al darle necesidades y características humanas pierden su esencia y pueden  tener problemas de comportamiento.

Al humanizar a la mascota se despierta en el animal alteraciones de conducta, por lo que estos comienzan a presentar agresividad, miedo y ansiedad todo derivado de la sobreprotección por parte de sus dueños. Tampoco entienden bien cuál es su papel dentro de la familia.

Es natural de un perro ensuciarse, ladrar, tener contacto con otros perros, etc; no permanecer como un adorno en una casa.  Igual que quitarle las uñas a un gato para que no dañe los muebles o las cortinas de la casa, siendo estas una herramienta indispensable para trepar, cazar y sobrevivir. Modificar su tamaño para que alcance en un bolso. Cambiar su genética para que no tenga pelo y no ensucie la ropa y la casa.

Acciones que humanizan a las mascotas

A continuación te contamos de algunas de las cosas que hacemos las personas que humanizan a nuestras mascotas. Puede que lo hagamos sin intención y que esto nos parezca tierno o normal. Pero debemos tenerlas en cuenta para no hacerlas y así no afectar a nuestros peluditos.

  • Alimentación

Darle a nuestras mascotas de lo que nosotros estamos comiendo o enseñarle a comer comida hecha en casa es uno de los errores que cometemos. Esto causa obesidad en el animal y puede afectar órganos como sus riñones, corazón, hígado, etc. Igualmente interviene en su comportamiento pues la mascota aprende a manipularnos para que  les demos y luego ya no querrá comer el alimento especial para él.

  • Disfrazarlo

Es muy diferente ponerle a nuestra mascota un saco o un buzo por el frío que una prenda por moda o porque se le ve bonito.  El ponerle ropa, disfraces o accesorios es humanizar a la mascota pues son elementos que estos no necesitan y obedecen a nuestra estética humana. No es apto para ellos y más si para esto debemos obligarlos, pues puede ser muy incómodo para ellos.

  • Rituales humanos

Otra forma de humanizar a nuestras mascotas es hacerlos celebrar rituales humanos, por ejemplo, los cumpleaños. Las mascotas ni siquiera entienden qué es lo que pasa y pueden asustarse o sentirse incómodos.

  • Atribuir emociones humanas a los perros y gatos

Muchas veces pensamos que las mascotas sienten igual que nosotros y atribuimos emociones, gustos, sentimientos a nuestras mascotas que en realidad no tienen. Algunas veces, ellos actúan por empatizar con nosotros pero esto no quiere decir que sientan lo mismo o de la misma manera. Debemos comprender su comportamiento y entender que ellos tienen su propia forma de demostrar lo que sienten.

Recuerda:

Lo más importante es velar por la salud física y mental de la mascota. Por eso debemos comprender y respetar su naturaleza. Esto para poder vivir en paz en armonía y no tener ningún problema. Debemos tratarlos como perros. Ponerles normas, rutinas, obedecer órdenes, enseñarle quien es el que manda, hablarle y tratarle según su especie para evitar confusiones en la mascota. Dejémoslos ser lo más animal que puedan, y veremos lo felices que serán. Pero eso sí siempre debemos tener en cuenta que son seres que sienten y aman por lo tanto debemos corresponder a su amor, cuidarlos y protegerlos.

Sofía Cerón Villota
Practicante Kanú Área Digital
www.kanu.pet